LaudatoRomana presenta la segunda edición comentada del volumen Laudato si’, la segunda Encíclica del Papa Francisco, firmada el 24 de mayo de 2015, festividad de Pentecostés y de María Auxiliadora, a los dos años y tres meses de su elección como Pontífice. Se trata de la primera encíclica dedicada a la custodia de la creación, desde la pers-pectiva de la dimensión moral del cuidado del medio ambiente. Es una materia im-portante para el Papa Francisco, que ya en 2013, siguiendo la huella de su predecesor Benedicto XVI, había predicado acerca de la importancia de proteger la naturaleza. El texto, de 192 páginas, se estructura en seis capítulos, en los que el Papa Francisco analiza la situación actual de degradación ambiental y la raíz humana de la crisis eco-lógica, desarrolla, a continuación lo que denomina el «Evangelio de la Creación», y el concepto de «ecología integral» que es la piedra angular de la propuesta de actua-ción que sugiere en las líneas programáticas contenidas en los capítulos 5 y 6. Con-cluye con el canto a María Santísima, Reina de la Creación y con dos oraciones por la tierra, una para los cristianos y otra para la humanidad.La Encíclica aborda la materia desde un enfoque pastoral. Hay dos aspectos: el pri-mero, que procede de la Biblia, para la que el hombre es el custodio de la Creación, en el sentido de que debe desarrollarla en un modo sostenible, en terminología de nuestros días. Lo decía ya el Beato Pablo VI en la «Populorum Progressio», y supone la atención a cuestiones sociales, a la agricultura que responda a la necesidad de ali-mentar a las personas, entre otras cosas. El segundo aspecto, se refiere a la Tierra que viene descrita principalmente por las ciencias naturales y sociales. Así, el Papa Francisco proclama que la lucha contra el cambo climático es un «acto esencial para la fe». La destrucción de la naturaleza es un pecado mortal moderno, no exento de graves consecuencias. Porque Dios perdona siempre, los hombres a veces, pero la Tierra no perdona nunca. En realidad, la Encíclica supone un compendio de los grandes desafíos socio-cultura-les, político-económicos y religioso-antropológicos de la humanidad en nuestros días y en el futuro. Se trata de un documento con una destacada impronta social, que se considerará entre las encíclicas sociales de los Papas, desde León XIII a Papa Francisco, y por tanto, un texto global y globalizante más allá de la referencia a la cuestión del cambio climático. La esperada Encíclica del Papa Francisco, dedicada a la protección del medio ambien¬te, en edición de ROMANA en lengua española, con el primer comentario realizado por Mons. Marcello SEMERARO, Obispo de Albano y Secretario del Consejo de Cardenales del Papa Francisco.