PAPA FRANCISCO Vosotros predicáis esperanza. XXXI Jornada Mundial de la Juventud, Polonia 2016.

portadajmjEl presente título ofrece los discursos, homilías e intervenciones de Papa Francisco con ocasión del viaje apostólico a Polonia para la XXXI Jornada Mundial de la Juventud, del 27 al 31 de julio de 2016, en Cracovia, celebrando el Jubileo de la Misericordia, con la intercesión de San Juan Pablo II.

Papa Francisco ha exhortado a los jóvenes, con entusiasmo, indicando que «después de 25 años, la Jornada Mundial de la Juventud vuelva a ese país, con un signo de esperanza para los nuevos desafíos del mundo: la fraternidad». Por eso, ha explicado que «venidos de 180 países, los jóvenes han hecho ondear juntas todas sus banderas, incluso las de naciones en conflicto, en una fiesta de color, un mosaico de fraternidad. Gracias a todos los jóvenes que han venido y a todos los que se han unido a nosotros».

Y ha animado a los jóvenes con frases impactantes: «No hemos venido al mundo a vegetar, sino a dejar huella», exhortó el Papa Francisco a los millones de jóvenes en el Campus de la Misericordia en la vigilia de oración del sábado por la tarde en la JMJ de Cracovia. «¡La felicidad no es comodidad!».

«No necesitamos jóvenes-sofá, sino jóvenes con las botas puestas, necesitamos protagonistas, necesitamos jugadores, no suplentes», desgranaba. La sofá-felicidad es probablemente la parálisis silenciosa que más nos puede perjudicar, con los jóvenes atrapados en los videojuegos, «adormecidos, atontados» (…) «Para seguir a Jesús, hay que tener una cuota de valentía, ir por los caminos siguiendo la “locura” de nuestro Dios que nos enseña a encontrarlo en el hambriento».

Por otro lado, el Papa en la homilía de la Santa Misa de clausura la JMJ ha afirmado: «Para Jesús nadie es inferior y distante, nadie es insignificante, sino que todos somos predilectos e importantes: ¡Tú eres importante! Y Dios cuenta contigo por lo que eres, no por lo que tienes: ante él, nada vale la ropa que llevas o el teléfono móvil que utilizas; no le importa si vas a la moda, le importas tú, tal como eres. A sus ojos, vales, y lo que vales no tiene precio. Nuestro Padre “hace salir su sol sobre malos y buenos” (Mt 5,45), y nos invita al valor verdadero: ser más fuertes que el mal amando a todos, incluso a los enemigos. Puede que se rían de vosotros, porque creéis en la fuerza mansa y humilde de la misericordia. No tengáis miedo, pensad en cambio en las palabras de estos días: “Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia” (Mt 5,7). Puede que os juzguen como unos soñadores, porque creéis en una nueva humanidad, que no acepta el odio entre los pueblos, ni ve las fronteras de los países como una barrera y custodia las propias tradiciones sin egoísmo y resentimiento. No os desaniméis: con vuestra sonrisa y vuestros brazos abiertos predicáis la esperanza y sois una bendición para la única familia humana, tan bien representada por vosotros aquí».

El Santo Padre ha afirmado que en Polonia, la Virgen de Czestochowa, «nos revela el sentido espiritual del camino de este pueblo, tan ligado al sufrimiento y a la cruz». «Nos hace ver que Europa no tiene futuro sin sus valores fundamentales, vinculados a la visión cristiana del hombre. Entre ellos la misericordia».

El título incluye, además, la conferencia de prensa que el Santo Padre ha tenido con los periodistas que le acompañaban en el vuelo papal, con motivo de la XXXI Jornada Mundial de la Juventud.

Formato: 14 x 21 cm. Volumen: 144 páginas. Encuadernación: Rústica con solapas. PVP: 11,54 euros (sin IVA) 12,00 euros (con IVA). ISBN: 978-84-15980-59-9. EAN: 97884159800599.